Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

DON ELIAS

Don Elías tenía serena la mirada, ochenta y tres cumplidos a su gusto y manera, mi padre en el negocio, cuando él saludaba, sonreía y decía: Elías,¡qué sorpresa!. Los unía una historia de años y de trabajo, era un cliente del barrio, yo era un niño y recuerdo, su voz que me decía: "estudia, que los años no te pasen en vano, aprovecha el colegio". Un día pregunté a papá por Elías por qué quería tanto a ése hombre tan viejo, me dijo: yo fui niño, y mi padre al trabajo me llevaba seguido, como yo a tí al colegio. Elías era el dueño de la empresa en que padre trabajó tantos años y entre tantos obreros, lo ví como un patrón riguroso y distante pero él fue uno mas, campechano y bohemio que andaba como en casa por los días feriados y así como hoy te trata, cariñoso y sincero le hablaba a mis diez años, diciendo por lo bajo: "aprovecha y aprende, estudia, mi pequeño". Luego vino la racha, muchas puertas cerraron, pero el pagó sus cuentas hasta el último peso, a mi padre le dijo: tú quédate otro…