Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

LA NOSTALGIA

Es hija del pasado,
igual que la locura.
Su paso es insidioso
como el de la duda.

Y toda vez que puede,
desde el crudo recuerdo,
oprime, silenciosa,
frágiles sentimientos.

Remueve en nuestro pozo
un barro más que espeso.
Pretende transformarlo
en agua y alimento,

y lo único que logra
es que duela en el cuerpo:
el error cometido,
el amor traicionero,

las tristes realidades
que no vimos a tiempo,
el frágil equilibrio
entre el hoy y el recuerdo,

el amor que perdimos,
la ilusión de tenerlo,
las culpas del pasado
que no hemos resuelto,

los por qué sin respuestas,
las quejas de los nuestros,
y en un rincón del alma,
las lágrimas del tiempo

que tanto derramamos
tras anhelos y sueños
amando lo perdido
y añorando en silencio.

Marcelo Pablo Rinaldi

EBRIO DE LUNA

Ebrio de luna y con la noche en calma
pensé serenamente en lo profundo,
y fue mi pensamiento tan fecundo
que me condujo a tu sagrada alma.

Llegando a ella como al agua mansa
descansó mi pesar en el camino,
fue tu alma la fuente en mi destino
donde sacié la sed que tanto cansa.

Movido por la sed, ebrio de luna,
en ella bebo, cuando a tu alma miro,
como la madre que a su niño acuna.

Gema ardiente que busco sin descanso
a sol y a sombra, casi sin respiro,
en agua turbia o en arroyo manso.

Marcelo Pablo Rinaldi

LA HISTORIA (AJEDREZ)

De anécdotas sabrosas
como ocultos secretos,
plagada de victorias
y derrotas que el velo

-que oculta las acciones-
impuesto por el tiempo
remueve y desempolva
con verdad y silencio.

Arquitectura sabia
o caos y sufrimiento,
leída en las escuelas
o escondida en los templos.

Escrutada por hombres
a través de los tiempos
y tramada por gentes
que no la merecieron.

El telar y la tela,
urdimbre de los hechos,
tejido que entrevera
vidas, sombras y anhelos,

batallas y traiciones,
amor, descubrimientos,
ajedrez de los dioses
de pasiones y encuentros.

los hechos la modelan
y forman su esqueleto,
es hija del pasado
es amiga del tiempo.

Se mece en ése río
de sustancia del sueño
con su antigua soltura
y decisión de genio.

Se hunde en lo profundo
y remonta los cielos,
se vuelve vil materia
o paraíso exelso.

Une a veces las voces
o enfrenta con denuedo.
Avanza decidida
pero su paso es lento.

Y no siempre los hombres
comprenden el misterio
con que las circunstancias
ocultan sus entuertos.

Caprichosas sus leyes
como musas de un reino
que guiara a …

AMOR

Amor, como escribirte si ninguna
de todas las palabras que conozco,
(de la a, a zulú, en el diccionario),
ni las dichas por labios amorosos,
ninguna, te decía, te describe,
y con ninguna el sentimiento rozo
que al murmurar "amor" me rememora
naturalmente el brillo de tus ojos.
Y no existe adjetivo ni metáfora
que defina un estado tan glorioso,
sentimiento mas hondo, o ley mas pura,
ni belleza que roce tus contornos,
el beso de tus labios delicados,
y la simple armonía de tus ojos.
No hay idea que pueda al explicarlo
brillar en mi alma con eterno gozo
como brilla en tu voz mi humilde nombre,
como brillas en mí cuando te nombro.

Marcelo Pablo Rinaldi