Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

EL ARBOL DE LOS CUENTOS

Crecía firmemente
desde hace milenios,
era anterior a nada,
el árbol de los cuentos,
con la palabra viva,
como semilla en tierra
regó una noche, el agua,
su alianza con las eras.
Creció primero un tallo,
oraciones superfluas,
después una doctrina,
que perduró por épocas,
y el tiempo, al verlo bello,
crecer y despuntar,
le envió unos picaflores
que él aprendió a amar.
Al paso de los siglos,
otras ramas crecieron,
algunos agoreros
tramaron por su mal,
pero el árbol crecía
con ello o sin ellos,
y entre historias y sueños
crecía más y más.
Una rama se hizo
poesía y silencio,
otra cuento profano,
otra vuelo torcaz,
y entre besos de novios
y abrazos embobados,
una tarde de mayo
creció una idea más.
Las raíces huyeron
hacia tierras profundas,
errantes y difusas 
trataron de encontrar...
la tierra de los sueños
y el país de las dudas,
aún ellas los buscan
y no van a cesar.
Entretanto la historia
fue creciendo con él,
y el árbol de los cuentos 
fue podado a su vez,
por unos jardineros
que hablaron de "cuidados",
para que crezca …

QUE LA FELICIDAD SEA REALIZADA

Hubo un buen día, hace ya algunos años,
un hombre libre, y una gran cruzada,
planteóse un día, la hazaña, el imposible,
que la felicidad sea realizada.
Logró alcanzar éste hecho ingobernable
de ser feliz, un día y de repente,
quizás por gracia o capricho de los dioses
y al él lograrlo, la dicha fue evidente.
Luego de ésto, pasados unos días,
notó que su felicidad amada
podía desplazarse dulcemente
y andaba por el mundo como nada.
Y poco a poco, aquellos que lo aman,
aquellos que lo tocan o conversan
y aquellos  que lo oyen o que saben
de aquellos que lo vieron "se enfelezan"
Se hubo formado, un grupo de felices,
corrió la voz y alguno tuvo miedo,
y así llegó, la autoridad de el caso, a
pensar si ser feliz es sólo un juego.
Pronto las masas también fueron felices,
la primavera corría por la Tierra,
como si un día que espera hace milenios
volviera el mismo Cristo a nuestra Tierra.
Los delirantes, los locos, los amados,
y los amantes, y los infelices,
los cuerdos, los cobardes, los tahúres,
los tontos, y…