LA HISTORIA (AJEDREZ)

De anécdotas sabrosas

como ocultos secretos,

plagada de victorias

y derrotas que el velo


-que oculta las acciones-

impuesto por el tiempo

remueve y desempolva

con verdad y silencio.


Arquitectura sabia

o caos y sufrimiento,

leída en las escuelas

o escondida en los templos.


Escrutada por hombres

a través de los tiempos

y tramada por gentes

que no la merecieron.


El telar y la tela,

urdimbre de los hechos,

tejido que entrevera

vidas, sombras y anhelos,


batallas y traiciones,

amor, descubrimientos,

ajedrez de los dioses

de pasiones y encuentros.


los hechos la modelan

y forman su esqueleto,

es hija del pasado

es amiga del tiempo.


Se mece en ése río

de sustancia del sueño

con su antigua soltura

y decisión de genio.


Se hunde en lo profundo

y remonta los cielos,

se vuelve vil materia

o paraíso exelso.


Une a veces las voces

o enfrenta con denuedo.

Avanza decidida

pero su paso es lento.


Y no siempre los hombres

comprenden el misterio

con que las circunstancias

ocultan sus entuertos.


Caprichosas sus leyes

como musas de un reino

que guiara a los hombres

por oscuros senderos,


se placen en que canten

trovadores amenos

sus glorias y pasiones

amañandole el tedio.


Somos simples peones

o testigos pequeños

siguiendo las acciones

del mundo, su tablero,


donde ocupan las piezas

los pequeños trebejos

respetando los claros

y oscuros movimientos


que impone el ajedrez

en su compás sereno

entre las energías

de incansables ejércitos


que eternamente libran

su guerra en blanco y negro.


Marcelo Pablo Rinaldi

Entradas populares de este blog