AYER SE FUE LA TARDE


Huyeron ya la tarde y sus matices,
la que vale a mis ojos, la que amo.
Ayer se fue la tarde, la que quiero,
y contemplo entre azules y entre ocasos
como a un tórrido amor que me subyuga
seduciendo defensas, vulnerando,
como hacen las aguas, sabiamente,
bello, lento, táctico y sagrado.
Huyeron ya la tarde y sus trasluces
ayer se fue la tarde y ya la extraño,
cobijo de horizontes y de ensueños,
ayer se fue la tarde, y yo esperando...

Marcelo Rinaldi

Entradas populares de este blog

VERSO CARACOL