NO HE AMANECIDO HEROE

No he amanecido héroe
tal vez nunca lo fuí,
ni un héroe del pasado,
ni un héroe baladí,
mas bien un héroe frágil,
distante y muy sutil,
un héroe al que me place
llamarlo: ven aquí.
Darle órdenes vanas
que no debe seguir
como lavar los platos,
o fregar y servir.
Es que es un héroe bueno
el que no amanecí,
quizás esté dormido,
tal vez dentro de mí.
Intenté despertarlo
diciendo: Héroes a mí,
me contestó sólo Batman,
él sigue en su dormir.
Es un héroe babieca
al que un frenesí
con alguna heroína
me lo ha dejado así.
Es un héroe cansado,
trabaja porque sí,
desde lunes a viernes
(gana como ocho mil).
Un héroe interesado,
un poco pastoril
le gustan los canarios,
disfruta con Chaplin ,
y se va a su trabajo
vestido a lo heroil,
y toma el colectivo
como un héroe servil.
No he amanecido héroe
hoy no quiero seguir,
mis demandas de héroe,
humildes porque sí
a todos interesan
mas no quieren cumplir:
(que me quiera una musa
a la que ya elejí
para amar a lo héroe
desde abril hasta abril,
y que el fin de semana
mi heroísmo sutil
disfrute su descanso
y sea todo para mí).
Me place que sea héroe,
mas hoy no amanecí,
cuando falta mi héroe
no sé como seguir,
él lo resuelve todo,
es un duende sutil,
que hace de carpintero 
tanto como albañil.
A veces los villanos
lo azuzan porque sí,
él, medio pelotudo,
no dice no, ni sí,
a veces ríen mucho
(el exitismo es vil),
él de nada se jacta,
sus logros son de sí,
pintó cuatro paredes,
cambió un cuerito allí,
escribió algún poema
que leyó para sí,
abrigó la esperanza
de un mundo en qué vivir
donde los ignorantes
aprendan a no herir.
Y es héroe de entrecasa
común y algo servil,
(creo que ya lo dije
lo vuelvo a repetir),
un héroe en camiseta
capaz de hacer reír
con un chiste inventado
o una idea feliz,
en fin, un héroe vano
hoy no despertó en mí,
lo dejo descansando
en su sueño heroil.


Marcelo Pablo Rinaldi

Entradas populares de este blog