QUISE HACER EL POEMA MAS BELLO...

                                            Con tu permiso, Joaquín


Como dice Sabina en su canto
y repito en mi verso fecundo:
quiero hacer el poema más bello,
el poema más bello del mundo.
Desgranar en perfectos pasajes
a ésa ley que rigiendo los mundos
crea el día y la noche perfectos,
el ocaso y el alba en su rumbo
y ante un amanecer en la playa
o al influjo de un buen plenilunio
invitar a ésa ley a que cree
de mi mano, un poema de lujo,
a la musa de todas mis horas
por que se abra la puerta que busco
la de su corazón bienamado
para que ame mi verso y mi mundo.
Y al leerlo sentir la hermosura
que detrás de sus ojos, intuyo,
esperando se encuentra hace rato
por amor, como un íntimo fruto.
Similar a ésa ley (la belleza)
quise fuera el poema de arrullo
que a tu oído desgrane pasajes
invitándote a un mágico mundo
de horizontes de ensueños amados,
paraísos y sueños de lujo
que a éste amor lo volvieran más sabio
y mas allá de las cosas del mundo.
Si logré o no logré ése poema
es un tema que aquí no discuto,
disfrutando te escribo, mi amada,
anhelando tu mágico influjo.
No me juzgues por haches o zetas,
ni por rimas, acentos, o lujos,
sólo quise escribirte inspirado
y sentirme andaluz un minuto
para abrir ésa puerta de tu alma
y llegar a decirte lo mucho
que te amo a pesar de mí mismo
en un verso maduro y profundo,
un setiembre de estrellas y al alba,
el poema más bello del mundo.
                        
4/9/2011                                   Marcelo Rinaldi

Entradas populares de este blog

VERSO CARACOL