EL ORACULO Y VARTUL

Cierta vez, al oráculo de Delfos
llegóse un hombre de impasible faz,
era Vartul, el sabio entre los genios,
el artesano, vidente, sin igual,
el artista protegido de los Dioses,
el de renombre en Atica sin par.
Vartul, allí, ante el fuego del oráculo,
al la noche y las estrellas contemplar
sintió el fuego sagrado de los Dioses,
la pitonisa dijo: preguntad.
Salieron de su boca éstas palabras:
quiero saber, por fin, ¿que es crear?.
veo en el tiempo crearse los imperios,
y las luchas del hombre al avanzar,
los caminos que el hombre lleva abiertos,
y los que, con el tiempo se abrirán.
Veo los pájaros metálicos del cielo,
comer montañas las bestias de metal,
crearse sobre el río las barreras,
las luces en la noche titilar,
veo mucho en el tiempo, y no distingo,
aquello que está bien o que está mal,
la que por ser del arte me compete,
o lo que debo a tiempo desechar.
Formulada la pregunta, el fuego sacro
se avivó ante él, sobre el altar,
como algo vivo que responde al cielo
cuya palabra sirve a la verdad.
La pitonisa concentró su mente
y ésta respuesta le expresó al hablar:
-Ante mí el oráculo de Delfos,
tú, Vartul, has venido a preguntar,
por discernir lo no recto de lo recto
viendo tú más que yo en éste mar.
Tus obras son tan vastas como el cielo,
los héroes que has creado, sin igual,
tiranos encumbrados han vencido,
¿y eres tú el que me pregunta?: ¿qué es crear?.
Llevaste la mentes de los hombres
a distantes regiones por nombrar,
conocen tus escritos a los Dioses,
eres amado por donde pisáis.
Ves lo que otros no ven, eres del cielo,
soy yo el que debería preguntar
solo que llevo aquí tantos milenios
que del mar de los tiempos, yo sé mas.
Si los caminos que los hombres siguen
son tus senderos en los que crear,
si lo que un día llamarán progreso
le conviene o no a la humanidad,
si ver tanto en éste mar del tiempo
no alcanza para discernir, cread,
por un motivo los Dioses hacen genios
y cultivan con ellos amistad,
algún motivo debe haber en ello
que escapa al mar del tiempo en el que estáis,
y aunque ves mucho, yo sé más en ésto
y el consejo que doy meditarás:
crear, Vartul, es infinito juego
y lo importante en él, saber crear.

Marcelo Pablo Rinaldi
25-05-12
Buenos Aires
Argentina




Entradas populares de este blog