QUIERENOS

 Qué más decirte, Dios, la diosa bella,
que has dado en prenda a este pobre siervo,
para amarla, quererla y defenderla,
para cuidarla, Dios, con tanto anhelo,
es sueño hermoso que a mi lado sueña
a tu custodia santa, pues sabemos,
que eres mejor que yo, mejor que todos,
por algo tu me enseñas y yo aprendo.
como no agradecerte Dios, como no hacerlo,
servir mi corazón es lo que anhela,
a ella, lo mágico y bello de mi vida
y a tí porque amo tu bondad eterna.
Quiérenos mucho ,Dios, te doy las gracias
por tener junto a mí tamaña bella,
corazón de leona, tierna mía,
Diosa de algún Olimpo de la Tierra.

Marcelo Rinaldi
24/7/2013
Buenos Aires 
Argentina

Entradas populares de este blog

VERSO CARACOL