EL AMOR SABIO

                                                                     dedicado a C. R.

Un príncipe feliz me han presentado
Señor de mil acólitos, vasallos,
su gloria me ha llegado de hace tiempo,
he conocido ayer al amor sabio.

Se tejen sutilezas y leyendas
como que fue una vez genial soldado
capaz de compartir su agua y su pena
fatigando senderos a tu lado.

Yo siento que es lo que necesitaba
para tenerte aquí, junto a mi lado,
necesito de el ése favor,
desde que él está nada ha faltado,

ni tu recuerdo azul como el Olimpo
ni tu perfume, ése de mi agrado,
su arte es superior, desconocido,
sus gestos son un puente a tus encantos.

Mi corazón a él ya se ha rendido,
no entiendo, en realidad, como ha logrado
que te ame a tí, durante el día
y por las noches que sueñe con tus labios.

Un águila, un león, una pantera,
es su escudo, acaso milenario,
(le pedí que protegiera nuestro amor
y con gusto y complaciente, ha aceptado).

Me lleva por inmensos paraísos,
y al llevarte dentro a tí, nos lleva a ambos
es un duende sagrado e infinito
que conoce caminos milenarios.

Proviene de unas tierras misteriosas,
dicen algunos que de varios lados,
un ideal, un ávatar, o un Dios,
que renueva la dicha de encontrarnos.

si mi debilidad fue verte bella,
podría éso ser parte del pasado,
junto a él comprendí cuánto me amas
y añoré tu ternura cual milagro.

Eres maga vital, sutil guerrera,
y él quien nos unió, el amor sabio,
yo tan sólo el autor de éstos mis versos
quien espera despiertes a mi lado.

MARCELO RINALDI
20/3/2014
BUENOS AIRES
ARGENTINA

Entradas populares de este blog

VERSO CARACOL